Cobre: ¿Qué pasa con el sueldo de Chile?

Según cifras del Banco Central (Chile), a principios de los 90, el cobre representaba un 20,7 por ciento de contribución al fisco, Codelco aportaba el 74 por ciento, mientras que las mineras privadas un 26 por ciento.  En 2017, el metal sólo figura con el 4,6 por ciento, la Corporación Estatal contribuyó con un 31,5 por ciento, en tanto, las sociedades anónimas un 68,5 por ciento. Tomando en cuenta, además, que últimamente se producen más toneladas que 30 años atrás (Fuente: Diario UChile).

Lamentablemente, Codelco y la minería del Cobre parecen caminar soñolientas, rumbo al abismo, aceptando sin discusión ni lucha la drástica caída de las leyes del mineral en los últimos años, junto con el envejecimiento de los depósitos.

O Cobre chileno se dejó invadir, en los años 80, por el caballo de Troya del molino SAG y, por cuenta de eso, nunca más se pensó en métodos más selectivos de conminución y liberación del mineral. Hoy se produce lo mismo que 10 años atrás, mas, se muele el doble de ganga. ¿Quién gana con todo eso?

La gran minería chilena del Cobre está presa a paradigmas del pasado y no consigue salir de la caja, enyesada a empresas globales de ingeniería y a mega fabricantes de equipos, que consiguieron, en estos últimos 40 años, hacer por 3 o cuatro dólares lo que una persona común haría por 2 y, en mis viejos tiempo, lo que un ingeniero haría por apenas un dólar.

Alexis Yovanovic